Jaime Valls Esponda: "Mr. 25%"

Desprestigiada la ANUIES por haberse convertido en un cártel de rectores


Redacción MX Político.- La Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Educación Superior, organismo no gubernamental, fundada en 1950, que se autocalifica como plural y que aglutina a 195 universidades e instituciones de educación de educación superior -públicas y privadas-, se ha desprestigiado a tal grado, que muchos detractores y académicos inconformes la equiparan con la "CTM de las universidades del país"; pues detenta una dictadura al interior de las universidades e institutos superiores del país, al ser conducida desde hace ya varios años por una camarilla de pseudo académicos, que se transmiten el poder por complicidad y porque a expensas de la naturaleza del organismo, han cometido en los últimos sexenios numerosos y escandalosos fraudes patrimoniales al estado mexicano y a las propias instituciones de educación superior, que trafican con lo más noble que tiene este país: la educación de sus jóvenes.

Los verdaderos académicos no están en las dirigencias de la ANUIES. Ahí están los que se dedican a obtener beneficios de la política y los mercenarios del poder de siempre, que trafican con influencias y con la necesidad de las instituciones públicas de educación superior.

Por lo menos así ha sido con el PRI y con el PAN cuando han sido gobierno. Y todo apunta que seguirá la misma ruta con el gobierno de la Cuarta Transformación, si es que no se le pone remedio al asunto.

La impunidad ha sido tal, que la agrupación se disputa cada que hay renovación de dirigencia tal y como si fuese el Sindicato Petrolero o algún otro de esa naturaleza, a muerte.

Porque quien llegue a la dirigencia, tendrá cercanía y derecho de picaporte  con el Presidente de la República y el Secretario de Educación Pública federal; con el poder en pleno. A cambio, el organismo "no gubernamental y plural" ofrece a las masas estudiantiles de Escuelas, Facultades e Institutos Superiores, para que pueda ser factor en alguna política pública de apoyo o rechazo, sobre todo si es del rubro educativo. Los jóvenes son maleables, al final; especialmente los becados y los de universidades e institutos públicos, que son los que participan activamente en los llamados de la ANUIES.

Un verdadero bastión de activismo político; el partidito mayoritario del sector universitario con el que el poder en turno tiene que negociar o considerar.

Hay muchos casos y muchas biografías que pueden ilustrar esta desviación de ese organismo, que en lugar de producir ciencia y tecnología, produce políticos del viejo cuño, a la manera de anteriores administraciones insertadas en el modelo corporativista; porque la ANUIES en lugar de velar porque las instituciones que representan alcancen la excelencia en el desarrollo científico, tecnológicos, artístico y cívico de alumnos y trabajadores, incluyendo a sus maestros e investigadores, se preocupa por temas tan superados y tan blasfemos como la autonomía universitaria, el pase automático, el gasto público destinado a las universidades públicas (y consecuentemente a los ingresos de dinero a las arcas de sus instituciones y consecuentemente a sus bolsillos personales), ... en un tiempo en que, como el que vivimos, en el mundo, esos son temas que no tienen ya cabida. Son asuntos que no merecen un despliegue de recursos públicos como los que se le destinan a la propia ANUIES en la actualidad.

Muchos Gobernadores, Senadores, Diputados Federales y Locales y muchos Secretarios de Educación Estatales y Subsecretarios de Educación Superior han sido prohijados y hasta conducidos sin contratiempos al puesto que ostentan, gracias al membrete ese de Secretario General de la ANUIES; es el más jugoso botín del sector educativo mexicano actualmente, después del de dirigente del SNTE y de la CNTE. Pues sólo para eso sirve.

El caso del actual Secretario General de la ANUIES, que merece un tratamiento especial, pues ha rebasado los límites del colmo en su desempeño al frente del organismo.

Es un economista del ITAM, que tiene Maestría en Essex, Inglaterra; de origen chiapaneco y que nunca oculta sus aspiraciones por alcanzar la gubernatura de su natal Chiapas y que, en ese afán, no repara en demostrar la más mínima prudencia para alcanzar su objetivo.

Pero no sólo es el poder político el que se propone alcanzar Valls Esponda; también busca afanosamente el poder económico y en el trayecto para lograrlo no muestra límites.

Un reporte de académicos que conocen las entrañas del tema, hizo llegar a MX Político la situación que priva, a propósito de la revelación que se ha hecho en una especie de efecto dominó con el tema de "La Estafa Maestra".

Jaime Valls Esponda es famoso por pedir el 25% de comisión a todos los proveedores de universidades e institutos agremiados que reciben recursos o beneficios de la gestión institucional de la Asociación.

Lo anterior se realiza a través de un tercero: el propio presidente de la Fundación que depende de la ANUIES. Valls Esponda no mete ni las manos. 

Y es que la Universidad Autónoma de Chiapas (UACH) no escapa al alcance de "La Estafa Maestra".

 

 

 

 

 

Siendo Rector de la UACH, Valls Esponda suscribió unos convenios fraudulentos con la SEDESOL de Rosario Robles, inscritos en el esquema de de La Estafa Maestra entre 2014 y 2015, mismos que siguieron suscribiéndose a la llegada de Carlos Eugenio Ruíz Hernández, el Rector que le sucedió en el cargo de Rector de la UACH a Valls Esponda.

Ambos casos obran ya en poder de las investigaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y han sido ya referidas al órgano jurisdiccional que encabeza el Juez Delgadillo Padierna.

Esto podría causar que se le caiga la gubernatura chiapaneca que dice tener "ya en la bolsa" el Secretario General de la ANUIES, Jaime Valls Esponda.

Quien por cierto cuenta con el cobijo del Partido Verde, por lo que su fuerza política puede estar fincada en el respaldo que el Senador Manuel Velasco le otorgue.

La dirigencia de Valls Esponda en la ANUIES le ha sido refrendada para un período de 4 años más, (2019-2023), si es que no hay una fuerza prudente que le ponga un alto a la corrupción y al tráfico de influencias que ahí se prohijan.

Tan sólo ayer declaró, en un acto de doble moral, que "las universidades deben trabajar con transparencia y rendición de cuentas" y que "las universidades no deberían ser desprestigiadas por La Estafa Maestra".

Situación que él mismo no procuró desde su cargo como Rector de la UACH, que dejó en diciembre pasado y desde donde -está acreditado-se dedicó a pedir a los proveedores y contratistas , el 25% de comisión por medio de intermediarios siempre.....por algo su apodo de "Mr. 25%".


hch

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto